DEL OTRO LADO DEL ÁRBOL
Inspirado en Pilar

 

Historia mínima: "Que cada día sea mágico y lleno de sueños"

Allá por 2010, cuando el tiempo se escurría, cuando el sol se alejaba, cuando el viento sólo se llevaba cosas, había que dibujar nuevos soles, que soplar otros vientos y sin dudas, que inventar otros tiempos. 
Por eso decidimos hacer una agenda que congelara los días para siempre y que eternizara la vida de Pilar. Al preguntarle qué le gustaría poner en la última hoja, ella contesto “QUE CADA DÍA SEA MÁGICO Y LLENO DE SUEÑOS”. Y así, con sus letras enormes y redondas, con su escritura recién estrenada, escribió en un papel este deseo inmenso que traspasó todo imaginario y que se transformó en estandarte.
Intensos, dulces, mágicos, así, cargados de sueños fueron nuestros días. Que el deseo de Pilar sea el deseo de todos!

Paula Kriscautzky