florecido stikers2 02 impacientesstiker stikers2 04

 

  • Declaración de Interés Cultural Municipal (Res, 48/011 Municipalidad de La Plata.

  • Declaración de Interés Legislativo por el Honorable Senado de la Provincia de Buenos Aires, destacada por ser la primera biblioteca infantil de la ciudad de La Plata.

  • Premio Anual a las Mujeres Innovadoras 2011 para Paula Kriscautzky en el rubro Acciones Innovadoras instituido por Ley 13.032 de la Provincia de Buenos Aires.

  • Distinción especial para Del otro lado del árbol y Paula Kriscautzky por la participación del Primer Congreso de Pacientes Pediátricos organizado por el Hospital de Niños Sor María Ludovica y el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, en septiembre 2011.

  • Distinción a Paula Kriscautzky como Mujer Destacada Platense por su trabajo en la “Biblioteca Del otro lado del árbol” por parte del Consejo de la Mujer y el Consejo Deliberante de La Plata en el marco de los festejos por el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo de 2012.

  • Participación en la Feria del Libro 2012 a través de la Ponencia “Lecturas y narración del otro lado del árbol” en el del 15º Congreso Internacional de Promoción de la Lectura y el Libro, que se realizó en el marco de la 38º Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, los días 4, 5 y 6 de mayo de 2012 en el Predio La Rural.

  • Presentación del proyecto “Del otro lado del árbol" en la 21º Muestra de Libros en Olavarría.

  • Participación como sede para el cierre del Primer Festival Internacional de Literatura Infantil y Juvenil (Filbita) que se desarrolló desde el 6 de septiembre en distintas bibliotecas de la ciudad de Buenos Aires y tuvo su cierre este domingo 9 de septiembre en La Plata en la Biblioteca Del otro lado del árbol bajo el lema “Viaje a la tierra de los libros”.

  • Premio Nacional y latinoamericano de Literatura Infanti y Juvenill “La hormiguita Viajera” como Mejor Biblioteca en su Edición 2012. La Comisión Directiva de la Biblioteca Popular MADRE TERESA, de Virrey del Pino, La Matanza, hace entrega de estos premios como distinción en los diferentes rubros a las distintas personalidades e instituciones por su profundo compromiso con la creación, difusión y fomento de la LIJ en el ámbito de la República Argentina y del resto de América Latina.

  • Reconocimiento por parte de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP) con el número de matrícula 4288.

  • Distinción a Paula Kriscautzky por parte de la Subsecretaría de Derechos Humanos y la Dirección de Género de la ciudad de La Plata. Distinción otorgada en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer junto a otras 31 mujeres platenses con una elogiable trayectoria de reivindicación.

  • Premio VIVALECTURA 2013 de Santillana al Proyecto "Del otro lado del árbol", 2° puesto en la Categoría Sociedad del 2013 entre 720 trabajos participantes de todo el país. VIVALECTURA cuenta con el auspicio de la Fundación Santillana y fue instaurado con el objeto de estimular, fomentar y rendir homenaje a las experiencias más destacadas en materia de promoción de la lectura. Se trata de una iniciativa emprendida por el Ministerio de Educación de la Nación y la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI).

  • Participación en las Primeras Jornadas de Cuidados Paliativos Pediátricos desarrolladas durante el 23 y 24 de mayo de 2013 en el Hospital de Pediatría “Pedro de Elizalde” de la ciudad de Buenos Aires.

  • Participación en el 2° Encuentro de Narradores y Referentes organizado por la Dirección de Cultura de la Municipalidad de Rivadavia, la Biblioteca Popular Municipal Dr Tomas Jofré, la Cooperativa La Comunitaria de Rivadavia, Suteba y FEB, los días 14 y 15 de junio de 2013 Culturales en la ciudad de Rivadavia y pueblos cercanos.

  • La Asociación de Bibliotecarios Graduados de la República Argentina (ABGRA) otorgó una Mención Especial a Del otro lado del árbol por su labor y desempeño en el marco de la celebración por el Día del Bibliotecario. Título del Proyecto: “Del otro lado del árbol…mucho más que un proyecto” Buenos Aires, 12 de septiembre de 2013.

  • La Sociedad Argentina de Pediatría La Plata reconoció a la Biblioteca Del otro lado del árbol con una Distinción al Mérito por su labor en el Bienestar de los Niños en el marco de los festejos por el día del médico pediatra. La Plata, 24 de octubre 2013.

 Premio Vivalalectura

Ago
13
2013
Imprimir Email

Queremos compartir algunas de las hermosas historias que nos regala el parque cada día...

 

Seba

 

Sebastián:

Hasta ahora todas las historias que conté nacieron en el Parque, pero ésta empezó un poco antes, en el Centro de Tratamiento Radiante, ahí por la calle 60. En uno de los asientos de la sala de espera estaba Seba, un chico de unos doce años que junto con Pi esperaban para entrar a la “máquina de rayitos” (como la llamaba Pilar). El gordo, como cariñosamente lo llamaba su mamá, venía de tratamiento en tratamiento dando batalla, hasta allí solo miradas y algunas palabras cálidas. Luego, en la Fundación Creando Lazos volvimos a encontrarnos y ahí descubrimos que a Seba le encantaba cocinar, era fanático de Digimon, del animé, dibujaba como los dioses y su cabeza no paraba de pensar ideas creativas. Ese diciembre me sorprendí al abrir la puerta de casa y descubrir que además Seba y su mamá pertenecían a una fundación que cumplía sueños a los chicos y venían a regalarle a Pi un momento mágico.
Si hubiera que hacerle un homenaje a alguien por su valentía y su perseverancia no me caben dudas que Seba sería el indicado. No hay personal del Hospital que no lo conozca, el gordo pasó por casi todos los servicios como un verdadero héroe.
La biblio fue refugio y lugar de encuentro, al igual que otras fundaciones y organizaciones que entienden que los niños deben seguir siendo niños a pesar de todo. Seba se convirtió en amigo, en ejemplo, en organizador y volvió a su pueblo a retomar su adolescencia, sus amistades, su casa y su vida.
Y en un cuaderno rayado forrado de azul escribió mil sueños que se propuso ir cumpliendo de a uno. Por los sueños de Seba y por los sueños de todos los chicos, Del otro lado del árbol sigue su marcha.

  

Joaquin

 

Joaquín:

En la biblio los libros están clasificados por grandes temas y a cada uno le corresponde una etiqueta con un color o varios combinados. Por ejemplo, las etiquetas rojas son para “Primeros Lectores”, los que llevan verdes son “Clásicos”, los azules “Interactivos” y los rosas “Hadas y Princesas”. Pero hay un sector en especial que es el favorito de Joaquín, el amarillo con naranja.
Joaquín todos los miércoles por la tarde, mientras su mamá lleva a su hermanito a los juegos, irrumpe decidido en medio de la visita de alguna escuela y sin importar cuantos sean los obstáculos que debe atravesar, llega a su sector favorito: “DINOSAURIOS”.
Y como si no existiera nada más importante en el mundo, revuelve y revuelve hasta encontrar aquellos que aún no leyó, y con su bolsa verde de socio en mano, cambia unos por otros.
Tiranosaurios, diplodocus, triceratops y tantos otros son su nuevo mundo, ese en el que semana a semana Joaquín indaga, descubre y se fascina con lo increíble que supo ser la vida hace millones de años.  

 

genaro

 

Genaro:

Genaro (8 años) llegó una tarde del año pasado al taller de teatro, y con su tonada amable, tiñó cada palabra que decía de ternura, y llenándola de sentido con su mirada profunda de las cosas. Un día cuándo jugábamos a inventar objetos mágicos, inventó una varita que le haría crecer mágicamente el pelo, ya que estaba peladito por su tratamiento médico.
Con los días su salud mejoró y volvieron a Chaco a seguir andando en su bicicleta todo terreno. Tiempo después recibí un mensaje de Eliana, su mamá, que llenó mi alma y un montoncito de amor se arrinconó en mi corazón: “Genaro empezó a hacer teatro acá en Chaco, y está feliz”.
A los pocos días de escribir estas palabras, recibí otro mensaje de Eliana diciendo que andaban nuevamente por La Plata. Cómo todas las cosas que pasan en la biblioteca, me emocionó volver a encontrarnos después de algunos meses y me sorprendió que a unos pocos días de llamarlos con mi pensamiento, ahora iban a estar ahí para abrazarlos y escuchar lo que Genaro iba a contarme: “en teatro mi personaje es un mago”.
Otra vez la magia se hacía presente. No era casualidad, no era la primera vez que él transformaba la realidad tan solo con imaginarla.  

 

irina

 

Irina:

Martes a la mañana, el sol entibia el parque y allá a lo lejos por la diagonal de árboles se asoman los chicos de la escuela, mochilas en sus espaldas con jugo y sanguchitos para compartir lo que será el pic-nic después de la visita a la biblioteca.
Allá van quienes recibirán al grupo con un pin en el pecho y con el alma en la mano para contarles y compartirles que el parque “es mágico”, que quien se anime podrá ver hadas y duendes e incluso también algún personaje que se ha escapado de su cuento y anda por el parque viviendo su propia aventura. Miradas de asombro, suspiros y risas nerviosas acompañan la caminata hasta el árbol más grande, más viejo y hermoso del parque. Y allí un nuevo secreto se devela, “quién abraza muy fuerte al árbol y sueña con ganas, puede pedir un deseo”. Un abrazo colectivo rodea al árbol y las ilusiones de cada uno de ellos se quedan atrapadas en esa corteza que guarda la sabiduría del tiempo.
Ahora si Del otro lado del árbol está muy cerca y los cuentos se aproximan y la emoción crece por tanta belleza.
Sobre el final de la visita, del grupo de niños se desprende Irina y tímidamente pregunta, cuánto falta?, cuanto falta para que se cumpla mi deseo? Y vos que deseaste? Quedarme a vivir acá!!
No hace falta seguir con el relato, por supuesto Irina volvió con sus seños a su escuela y de allí a su casa, pero nos aseguramos que sepa que puede volver cuando quiera, que el parque es de ella. 

 

Pompones

 

Pompones para Vale:

Si hay algo de lo que se trata Del otro lado del árbol es de RESIGNIFICAR.
Un pompón para Valeria...
Vale llegó a través de Dai, allá por marzo de 2011. Hacía años que venía batallando y poniendo toda su juventud y belleza al servicio de la vida. No se permitía flaquear y menos andar penando, y así se vino a dar una mano, a llenar de colores el parque, a sumar esfuerzos, los últimos que le quedaban.
En mayo, con el otoño que teñía de amarillo el parque y con el frío que obligaba a sacar la lana de los roperos, se vino la jornada pomponera!
Pompones para Valeria, por su suavidad, por su calidez, por su ternura. Pompones para Valeria, chiquitos, medianos y grandes, muy grandes. Pompones que fueron colgados de los árboles, pompones que decoraron orejas en forma de aros, pompones que fueron collares, pompones que amortiguaron el dolor, que resignificaron su vida.

 

Matilda

 

Matilda:

"Mamá, mamá, quiero que mi cumple sea todo de Pili", pidió Matilda. Podría haber sido de princesas, de payasos, o de cualquier otra cosa, pero Matilda pidió su cumple lleno de parque, lleno de cuentos, lleno de sol y por supuesto, lleno de Pili.
Y su mamá cumplió con el pedido, y Matilda sopló sus velitas en una torta dulce como vos, y su casa se vistió de un verde esperanzador y sus sueños se fundieron con los tuyos.
Matilda, como tantos otros chicos, comparte junto con su mamá, sus hermanitas, sus primos y sus tíos desde hace más de dos años las tardes Del otro lado del árbol. 

  

 

Mika

 

Mika:

Son muchas las familias que hemos conocido desde que la biblio irrumpió en el parque. Pero hay una en particular de la que quisiera convidarles:
Historias mínimas: La familia de Mika, pero con "K".
Un diagnóstico devastador trajo a Mika y a su familia a la ciudad de La Plata desde La Paz, Bolivia.
Vladimir, Silvia y la abuela, casi todos, digo "casi" porque faltaba Fernando, su hermano mayor que quedó al cuidado de la casa, llegaron a Del otro lado por el caminito de aserrín. Y así en el día a día fuimos enamorándonos de sus relatos, de su lucha, de la sonrisa y dulzura de Mika, de la humildad infinita de Silvia, de la mirada amable de Vladimir y del silencio inamovible de su abuela. Claro, no pudimos menos que intentar dar una mano y gracias a la solidaridad de muchos Fernando pudo viajar a visitar a su hermanita.
No olvidaremos jamás las palabras de eterno agradecimiento por nuestro país y por el hospital público, no olvidaremos jamás el guiso picante y esa fiesta de despedida que nos hermanó para siempre.
Silvia, volvió a las aulas como maestra de su querida patria, Vladimir nos manda su afectuoso saludo cada vez que puede, Fernando empezaría el servicio militar y Mika, pero con "k" como aclaraba siempre, anda encendiendo soles y estrellas en los cielos de quienes la aman. 

 

Mariano

 

Mariano:

Otra historia de parque que merece ser contada.
En febrero de 2011, en mi primer carta que convocaba a todos a sumarse al proyecto, pedía entre otras cosas libros de cuentos. El lunes a primera hora, un desconocido se acercaba a la librería Rayuela, donde días antes habíamos dejado con Nieves, mi hermana, una lista de libros que queríamos no faltaran Del otro lado del árbol. Después de un rato de buscar, Mariano eligió uno y pidió que lo envolvieran para regalo. Ya con el libro a cuestas, me hizo saber que me lo quería alcanzar, yo solo atiné a darle mi dirección así sin más!
Cuando volvía del jardín en mi bici, un auto paraba justo frente a casa y un pelado con una sonrisa dulce me entregaba un paquete. Me preguntó, sos la mamá de Pilar? Asentí con mi cabeza y tomamos unos mates sin mediar demasiado.
Cuando se fue rompí el papel con la emoción de un chico cuando cumple años y allí frente a mi estaba el libro elegido al azar por aquel desconocido. Era el último cuento que Pilar había escuchado, era el último cuento que su abuela le había regalado y leído.
Mariano, acompaña junto con sus tres bellos hijos, Lucía, Agustín y Pilar este camino infinito en amor, en abrazos y en sorpresas que no dejan de estremecer mi alma y de hablarme de vos.

 

Miguel

 

Miguel:

Miguel es el hijo de Alicia. Alicia es la mamá de muchos pero en especial la mamá de Yiyo. Yiyo es el inspirador de la lucha incansable de esta mamá por ayudar a muchas otras a transitar situaciones difíciles de enfermedad y pobreza.
Migue, como lo llamamos en el parque, tiene asistencia perfecta a los talleres de arte, no importa si hay sol o lluvia, si hay muchos chicos o esta él solo, lo importante es que siempre está con ganas de crear, de compartir y de recordarnos que la vida nos une, nos abraza y nos hermana justo allí Del otro lado del árbol. 

  

 

alex

 

Alexander:

"Alex es uno de los tantos chicos que conocí gracias al parque. Él llega agarrado de la mano "del Gabi", su hermano mayor, y juntos pasan largas horas revolviendo libros hasta encontrar el que elegirán para llevar a casa. En el medio, Alex pregunta todo lo que puede, indaga sobre nombres, parentescos, etimologías y con ojos compradores, pide caramelos. Nos ha rebautizado picarescamente a casi todos los que hacemos la biblio. Todavía no va al jardín, sin embargo ya es socio y amigo cotidiano de la Biblioteca Del otro lado del árbol".

 

  

 

 

luciana

 

Luciana:

"Luciana no se pierde detalle de lo que ocurre Del otro lado del árbol. Sus risas son enormes y ruidosas cuando algún artista despliega su arte. Pinta, dibuja, mira cuentos, baila en la murga, y con su dedo, que hace girar sobre su cabeza, me señala y me recuerda que estoy "loca". Hace dos años llegaba con su mamá y su hermanita al parque, hace dos años acompaña muy de cerca este sueño".

 

 

 

 

 

 

joaquin

 

Joaquín:

"Joaquín (7 años) cruza el parque camino hacia la escuela y fugaz se toma un minuto para saludarnos. Él tiene un super héroe muy especial, cuando busca un libro en los estantes pasa de largo al Hombre Araña, a Superman y a Ben10. Se concentra en el sector de Historia donde elije lo que tanto ha buscado, al fin ahí encuentra a San Martín, su héroe de infancia".

 

 

 

 

 

 

samohu

 

Samohú:

"Samohú, árbol algodonero, nombre aborigen del palo borracho rosado.
Del otro lado del árbol esta abrazado por dos enormes palos borrachos, curiosidad que descubrimos cuando dos jóvenes padres se acercaron a la biblioteca para pedir un cuento para leerle a su pequeño Samohú que estaba luchando por crecer de a poquito en el hospital de niños. Abril había precipitado su llegada. Era mínimo, pequeñito, indefenso pero estaba ferozmente agarrado a esta vida. Cada semana Eugenia y Ariel abrazaban árboles, saludaban al sol y llevaban un nuevo cuento para acariciar a su bebé con palabras. Los días pasaron y cada gramo era festejado y agradecido.
Samohú tiene ya dos abriles y corre desnudo por el río en Punta Indio donde vive junto a sus papás, que supieron de angustias y desconciertos pero que hoy saben de árboles mágicos, de soles tibios y de cuentos que hacen crecer".

 

simon

 

Simón:

"Ceño fruncido, rulitos casi blancos y ni una palabra. Simón (3 años) tiene su sector elegido y prefiere no compartirlo. Descubre todos los personajes de las películas que tiene en su casa y puede pasar horas mirando al detalle cada historia que conoce a la perfección.

Para Simón la plaza viene con biblioteca y aunque su seriedad es una impronta que lo hace absolutamente personal y tierno, ahora cuando llega corriendo, antes de desaparecer en mundos de ficción, nos fundimos en un abrazo".

 

 

 

 

gaby

 

Gabriel:

"Allá por 2011 conocimos a Gaby (7 años) venía con su familia desde el conurbano a acompañar a su hermana (11 años) que había quedado atrapada en una balacera entre narcos y peleaba por sobrevivir a un destino que nada tenía que ver con la infancia.
Gaby conquistó a todos y a cada una de las personas con las que se encontró: médicos, enfermeros, vendedores ambulantes y por supuesto a todos los chicos y grandes de la biblioteca. Venía todos los días muy temprano, y en algún momento aparecían su mamá o su papá a preguntar si se estaba portando bien o si lo habíamos visto porque había desaparecido sin permiso.
El llevaba y traía en las bolsitas libros para su hermana y libros para intercambiar por bolitas, golosinas y chipá. Ya conocía cada rincón del Hospital y sabía como hacer para seguir jugando a pesar de todo. Un día tuvimos la gran idea de inscribirlo en la escuela pensando que así estaría mas contenido, allá fue con un guardapolvo blanco impoluto, una mochila con carrito y todo y un cuaderno forrado con algún superhéroe que no recuerdo. No habían pasado cuarenta minutos cuando un llamado a la biblioteca pedía que urgente lo retiraran. Gaby había pateado, escupido y llenado la escuela de esas palabras que se supone no deben decirse. Allá fuimos con su mamá que lo llevó hasta el hospital en un silencio que hacía doler hasta el alma.
La hermana de Gaby resistió y a los pocos días fue trasladada a un hospital cercano a su casa. De Gaby nos quedará su enorme sonrisa conquistadora, sus técnicas de supervivencia y la certeza de que aún hay mucho por hacer!"

 

pedrito

 

Pedro:

En aquel primer encuentro bajo el árbol conocí a Pedrito, vino de la mano de su mamá y con una bolsa llena de cuentos que él mismo había seleccionado para donar.
Cada fin de semana, pelota en mano, Pedro volvía con Mica a colaborar en lo que hubiera que hacer, pintar, limpiar, aunque Pedrito siempre prefería buscar algún aliado para patear unos penales.
Los días pasaron y la casita se llenó de colores, de risas y de chicos que nombraban a Pilar como si la conocieran de toda la vida. Pero una noche, llegó la pregunta.

"…y si, la noche nos trae a la cabeza todas esas cosas que durante el día las tenemos tapaditas, y a Pedrito también. Mientras nos acomodamos para descansar, el último ratito antes de dormir nos acostamos juntos y hablamos un ratito. Así, entre una cosa y otra, Pedro pregunta quién es Pilar, le cuento que Pilar es la hija de Paula. ¿Y Paula? Es la amiga de Silvio (Silvio jugó con él al fútbol el primer día que fuimos al parque y eso entre hombres es amistad asegurada). Ah, ya se, la que tiene los ojos que brillan, me dijo. Con el resto de aire que me quedaba le respondí que si. ¿Y dónde está Pilar? Porque no la vi en el parque… siguió preguntando. Y con lo mágico de los cuentos, y con el amor que tiene la historia, le expliqué que al final Pilar si está en el parque. Al principio no le gustó demasiado la idea, se enojó con Dios, amenazó que cuando él vaya al cielo le iba a pegar, y me hizo prometerle una y cien veces que nadie más se iba a ir. Traté de darle las explicaciones que no existen, intenté con más cuentos sobre cuentos que entienda que ahora Pilar estaba feliz, rodeada del amor de muchos, de la risa de otros tantos, que anda en el parque jugando, que el sábado fue su fiesta, y lo bien que lo habíamos pasado. Se aflojó, se entregó a esta nueva manera de entender y comentó: que suerte má, el parque queda mucho más cerca que el cielo". (Mica, mamá de Pedro)

Fue gracias a la sabiduría de Pedro que descubrí que Del otro lado del árbol, es mi cielo de tierra.

TALLER DE MURGA Del otro lado del árbol...

 

A partir del 9 de marzo TODOS LOS SÁBADOS a las 11:00 hs en la biblioteca, para todas las edades, sin inscripción y gratuito!!!
Se vienen "Los Impacientes del Parque"... para defender los derechos de todos los chicos, para defender la alegría y para que la vida sea todos los días un carnaval! Sumate...

 

Ago
06
2012
Imprimir Email

La carta que inicia este sueño:

El 12 de enero de 2011 Pilar voló hacia el sol y la luna. Unos días despúes su mamá, Paula Kriscautzky, escribía esta carta y la enviaba a todos sus amigos y afectos justamente un sábado por la tarde. Ese 19 de febrero de 2011 comenzaba a tomar forma la posibilidad de crear una biblioteca muy especial y concretar de a poco el sueño de Pilar... empezaba del otro lado del árbol!


Hoy necesito algo...

 

 

Del otro lado del árbol…”

 

                   Inspirado en Pilar, por su lucha incansable y su infinita ternura…

En este camino tan doloroso que me toca transitar, Pilar inspira mis días...

Es apenas el comienzo de una idea que empezó en alguna quimio, intentando sobrellevar los días de hospital y poniéndole a lo que estábamos viviendo una mirada diferente. Por aquellos días imaginábamos lo bueno que seria que existiera una biblioteca infantil ambulante que recorriera las salas de hospital acercando libros de cuentos, claro que en los hospitales reina la asepsia, los protocolos, el sufrimiento y la angustia.

Hoy entendí que aquello es solo una réplica de tantas cosas que funcionan mal y que no será para nada fácil cambiar lo que esta tan instalado, pero por algún lado hay que arrancar.

 

Seria largo contarles como esa primer idea se transformó en un proyecto un poco más ambicioso, pero si, hoy necesito ayuda para que la biblioteca-taller "Del otro lado del árbol..." que pronto tendrá su espacio en el Parque Saavedra (cerrado), sea un lugar bello, mágico, creativo e inspirador, en donde la naturaleza y la literatura se fundan para que los niños enfermos o sanos, eso no importa, disfruten de los libros y los árboles.

 

Hay tanto por hacer...hoy quisiera convocarlos en esta cruzada y proponerles lo siguiente:

 

En la Librería Rayuela armamos una lista de libros que me gustaría tener en la biblioteca, hay para todos los presupuestos y solo hay que acercarse, comprar uno y decir que lo donan a la biblioteca "Del otro lado del árbol...".

Al final de la carta dejaré una lista de sugerencias y de recomendaciones interesantes.

 

También quisiera invitarlos a ser parte del grupo de Facebook Del otro lado del árbol, allí iremos sumando voluntades, ideas, esfuerzos y por qué no amigos para que este sueño se haga realidad.

 

También se necesitaran, narradores, cuentacuentos, abuelos y abuelas con historias, etc, etc.

 

Me emociona pensar en el sueño realizado, me emociona que Pilar sea mi hija y que lejos de dejarme abatida, se quedó conmigo para siempre haciéndome fuerte e invencible...

 

Gracias a todos!!!!!.

Un abrazo eterno...

 

Paula

Pilar

escuelasDesde los primeros días de la Biblioteca, las instituciones educativas pueden visitarla. Esta visita consiste en un recorrido muy particular por el Parque Saavedra, mirándolo desde la óptica mágica de los niños y descubriendo aquellas cosas que no siempre vemos. Uutilizando siempre los cuentos como disparadores, pasando por el gran árbol hasta llegar a la Biblioteca, se comparten cuentos, lecturas y canciones de acuerdo a las distintas edades.

 

Durante 2011, más de 5000 chicos de distintas escuelas, jardines y otras instituciones educativas, disfrutaron de la magia del parque y la belleza de esta biblioteca única. En 2012 se ampliaron los turnos de visitas y aun así, la agenda rápidamente se vió colmada.

 

Un equipo especial conformado por docentes de distintos niveles, narradores, profesores de música y arte, se encargan de llevar adelante las visitas.

 

Los establecimientos educativos de la ciudad pueden visitar  la Biblioteca "Del otro lado del árbol" simplemente pidiendo su turno por mail a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. , o completando este formulario.

Ago
08
2012
Imprimir Email

Cuántas cosas puede haber del otro lado... Nunca me había puesto a pensarlo, pero increíblemente del otro lado del árbol no era un cuento de Mandana Sadat ni tampoco el paisaje que rodea el parque. Del otro lado... es una manera distinta de ver las cosas, es la oportunidad de juntarnos y de pensar acompañados, es aquel lado que muchas veces no se ve.

Siempre hay un "otro lado", ese lado en donde los sueños y las utopías quedan cerca, en donde las personas se emocionan y desnudan sus almas. Ese otro lado es el que debemos perseguir, de ese otro lado quiero estar siempre.

 

La infancia es aquel tiempo de aprendizaje, de ilusión, de sorpresa, de juegos y de risas. La imaginación a flor de piel y los sueños que brotan por los poros. De niños queremos ser astronautas, piratas, bomberos y ser hadas para volar... De grandes descubrimos que será difícil viajar al espacio, encontrar tesoros, apagar incendios o que nos crezcan alas... Pero del otro lado... todo es posible! Sólo hay que desearlo fuerte y salir a buscar. Porque del otro lado del árbol se puede recorrer estrellas, encontrar bellos tesoros, apagar y encender soles, y claro que sí: se puede volar!!!

 

arbol

Ago
20
2012
Imprimir Email

 

sol

Infancias con sol...luminosas, calentitas, doradas, brillantes y abrigadas. Así deberían ser las infancias de todos los niños. Por eso, desde la Biblioteca "Del otro lado del árbol" decidimos transformar el día del niño en el día que nos jugamos por sus derechos. Derechos que muchas veces se ven vulnerados, torcidos, incumplidos por causas que exceden el entendimiento y la razón. Cuando pensamos la mejor manera de defender lo que creemos inalienable, decidimos que sea JUGANDO! 


Dibujitos de piliPilar tenía 5 años en abril de 2010. Iba a la última salita del jardín de infantes, estaba aprendiendo a leer, le gustaba mucho jugar en las plazas con su familia, escuchar cuentos, dibujar arco iris y nenas con larguísimas pestañas. Fue allí cuando los doctores le descubrieron una grave enfermedad. 

 

Durante 10 meses, Pili y su mamá, Paula Kriscautzky, pasaron largas horas en la Clínica del Niño de La Plata. En una de las tantas sesiones de quimioterapia, comenzaron a soñar juntas con una biblioteca ambulante que recorriera las distintas salas del Hospital, llevando a los niños internados libros, crayones y hojas para colorear que les permitan por un momento escaparse a través de los cuentos a lugares fantásticos, lejanos a la realidad que les tocaba vivir.

Compartí esta info

Del otro lado del árbol   |   Biblioteca Popular

Email:  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Teléfono: (54) (221) 452-7101   |   Calle 14 e/ 66 y 67  Parque Saavedra.

La Plata - Buenos Aires - Argentina.

 

barra-lateral 01

 

barra-lateral 07

barra-lateral 02

pili

 

reconocimientos 02

 

barra-lateral 03

 

 

sol 08

barra-lateral 05

barra-lateral 06

mundogrande 08